Inicio

Rizo en adopción

Deja un comentario

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

La buena suerte

Deja un comentario

ImagenImagen

Obesidad y perros

Deja un comentario

La obesidad es un serio problema que afecta a gran parte de la sociedad. Lo mismo ocurre con las mascotas: más del 50% de los perros y los gatos sufren sobrepeso. Muchos propietarios ven graciosos a sus animales con unos kilos de más, pero esto es un grave error, ya que esta patología habitualmente tiene consecuencias que llegan a ser fatales.

Esta acumulación de grasa corporal deteriora las funciones del organismo del perro y le provoca serios problemas de salud. Un animal obeso tiene mayor riesgo de sufrir múltiples complicaciones tales como, enfermedades cardiacas, dolencias de piel, dificultades respiratorias, artritis, displasia de cadera y diabetes.

Junto con la alimentación, el ejercicio es fundamental para mantener a un perro sano. Muchos de los propietarios, por falta de tiempo, no pasean suficientemente con su perro. El sedentarismo que sufre el animal le hace desarrollar esta patología.

Una vez que el animal ha cogido kilos de más, el perder peso a veces se convierte en una tarea difícil, al igual que ocurre en las personas. Esta dificultad aumenta si tu mascota ha alcanzado la edad adulta.

Define con tu veterinario la dieta a seguir y mide, de acuerdo con sus instrucciones, la cantidad de alimento que ofreces diariamente a tu animal. Elimina las golosinas o las sobras de comida que solo aportan calorías inútiles y sigue un programa de ejercicio adecuado a la edad y estado de tu perro.

Siempre es mejor prevenir que curar.

Fuente: http://www.foyel.com

Imagen

La importancia de desparasitar

Deja un comentario

Los parásitos en los perros y gatos son mucho mas comunes de lo que se cree y, por ello, es muy importante mantener el calendario de desparasitaciones al día. Muchas veces pensamos que si un animal no sale a la calle, ó sale a lugares “muy limpios”, no corre peligro de coger parásitos pero esto es falso pues muchas veces, nosotros mismos podemos llevarlos a casa en nuestra ropa o calzado.

La importancia de desparasitar, no radica únicamente en preservar la buena salud de nuestros compañeros de cuatro patas, sino como una forma de protegernos también a nosotros y a nuestra familia ya que, algunos parásitos pueden ser transmisibles al ser humano. Para poder tener un buen control antiparasitario, es necesario seguir las recomendaciones de nuestro veterinario.

Cuando incorporamos un animal a nuestra familia, nuestro veterinario puede recomendar realizar un análisis coprológico o, lo que es lo mismo, un estudio de heces, independientemente de si el animal estaba o no desparasitado. Si los resultados arrojan positivo a alguno o varios tipos de parásitos, es necesario desparasitar inmediatamente.

El Toxocara canis es uno de los parásitos mas comunes en perros y gatos. Tienen aspecto alargado y por eso, son comúnmente conocidos como “espaguetis”.  Pueden producir diarreas y en algunos casos vómitos. Este parasito puede contagiarse a las personas y, por ello, se deben seguir medidas de higiene básicas, como lavarse las manos tras jugar con nuestro perro o nuestro gato y, sobre todo, después de recoger las heces. Hay que educar a los niños, para que adopten este tipo de medidas de higiene como una rutina más.

Otro parasito muy común es el Diphylidium caninum. Son cortos y planos por lo que son conocidos popularmente como “granos de arroz”.  Estos parásitos completan su ciclo a través de los huevos de las pulgas y, por esta razón, se hace especialmente importante, controlar los parásitos externos, mediante un producto específico. Cada vez que un perro o gato tiene pulgas, probablemente tendrá parásitos intestinales.

Existen muchos otros parásitos que pueden tener los perros y gatos y por eso es fundamental seguir la pauta de desparasitación prevista por el veterinario en función del animal, del tipo de vida y actividad que realiza y del producto usado.

Imagen

Perros gruñones

Deja un comentario

Hay perros que por falta de socialización primaria, un mal manejo de correa o, en ocasiones, por el propio carácter del animal, tienden a ser más ariscos o mostrar un carácter inadecuado con otros perros e, incluso con personas. En esos momentos, los propietarios pueden sentir cierta aprensión y evitar encuentros durante el paseo, para ahorrarse disgustos. Mientras no exista un verdadero problema veterinario que justifique la impulsividad o la agresividad, debemos centrarnos en trabajar con nuestro perro, para que pueda disfrutar de la vida en sociedad.

Conocer el lenguaje corporal de los perros, es esencial para poder diferenciar juego bruto con un acercamiento inadecuado. En los juegos, muchas veces podemos ver un despliegue de gruñidos, topetazos, bocas abiertas y dientes sin que lleguen realmente a tocarse o, en caso de hacerlo, no se produzcan ningún daño. Es frecuente verlo en cachorros pero, cuando se vuelven adultos, tendemos a cortar este tipo de comportamientos con lo que, estamos negando a nuestro perro, la oportunidad de relacionarse con otros perros.

Estigmatizando de este modo al perro, es fácil que rápidamente le cuelguen las etiquetas de “perro malo” o “agresivo” en el vecindario o en el parque y que, tanto perros como propietarios, se alejen de él. De este modo todavía tendrá menos oportunidades de poder relacionarse con otros perros y aprender a comportarse.

Una vez valorado el animal y, descartados problemas de agresividad graves, la solución para los perros con problemas no es el aislamiento, sino una mayor interacción supervisada.

Las actividades lúdicas, los paseos de socialización, las salidas al campo o las reuniones en el parque para los perros en general, incluidos los tachados de “agresivos”, son una buena receta para que animales y dueños puedan recuperar la confianza y disfrutar de una buena calidad de vida, aprendiendo a manejar las situaciones de conflicto.

Si nuestro perro es propenso a los enfrentamientos, es necesario reforzar el vínculo propietario-animal y educarlo para lograr una excelente respuesta a la llamada, de modo que podamos traerlo  a nuestro lado, en cuanto percibamos en nuestro animal, los primeros signos la actitud y disposición de iniciar o no evitar un enfrentamiento.

También es preciso revisar el lenguaje corporal del propietario frente al acercamiento del perro a otros perros. Cada animal tiene un espacio íntimo que se debe respetar. La forma más educada para aproximarse a otros perros, es realizando un arco o semicírculo a distancia, e interponiéndonos entre los dos animales, a modo de barrera.

Ante la duda, lo mejor es contactar con un profesional que despeje todas las dudas acerca del comportamiento canino y que nos ayude a trabajar para cambiar la percepción que el perro tiene de los demás perros, hasta llegar a asociarlos con algo bueno y positivo.

Imagen

Las pautas de presentación y Teo en adopción

Deja un comentario

Llevo muchos días sin hablar de gatos. Aunque en mi día a día, estoy rodeada de ellos (para eso comparto casa con unos cuantos…) en el blog, los tenía un poco abandonados.

Últimamente me ha tocado supervisar muchas pautas de presentación entre gatos anfitriones y recién llegados y, como todo en esta vida, cada caso, es un mundo. Soy un poco escéptica sobre la necesidad de seguir a rajatabla unas pautas de presentación férreas, que suelen implicar mucho tiempo, mucho estrés en la casa y muchas puertas cerradas.

No digo, ni mucho menos, que no sirvan. Solo digo que, en la mayoría de los casos, se pueden relajar muchísimo y evitarnos malos rollos. Conocer a cada uno de los gatos puede llevarnos poco tiempo, si sabemos interpretar su lenguaje corporal. Relajarnos y supervisar con calma pero sin intervenir demasiado, los acercamientos entre ellos, puede darnos una idea clara de cómo se comunican los gatos. Debemos entender que los bufidos y los manotazos no siempre son signo de agresión y que, normalmente, dos gatos, no se van a llevar bien a la primera. Lo importante es lograr el equilibrio inicial, la convivencia. Poco a poco, la impresión inicial se va relajando y se logra una relación más estable y duradera que, en la mayoría de los casos implica el afecto, el acicalamiento mutuo y compartir lugares de descanso, alimentación y aseo.

Teo fue recogido de la calle hace apenas diez días, con una fuerte infección vírica que no le dejaba respirar bien. Su olfato desapareció y dejó de comer, por lo que estaba muy delgadito.

Ha tenido la gran suerte de encontrar una gran acogida, y desde entonces ha empezado a comer, ha cogido peso y sus problemas respiratorios van mejorando cada día. En pocas semanas se habrá curado del todo, y una vez haya cogido fuerzas, va a necesitar un hogar definitivo en el que le quieran para siempre.

Teo tiene alrededor de tres meses, es muy cariñoso, le encanta ronronear y además se lleva genial con los perros.

Si estas pensando en adoptar un gato, ese es Teo

Si estas interesad@ en adoptar, escribe a colaboracionanimal@gmail.com

Si no es así, por favor difunde y comparte para que pueda encontrar a su familia definitiva. !!!MUCHAS GRACIAS!!!!ImagenImagen

Zape se fue para siempre

Deja un comentario

Zape nos dejó ayer para siempre. Llevaba demasiado poco tiempo en mi vida pero la muerte aun así, resulta dolorosa. Hay seres que los miras a los ojos y se meten dentro de tu alma para siempre como en el caso de estos dos hermanos. Sociables y muy cariñosos se deshacían por un mimo antes que por una chuchería.

El sábado pasado estuve un buen rato con ellos, paseando, haciendo fotos, dándoles carantoñas…. Todo parecía ir bien pero, el lunes, saltaron las alarmas. Algo no iba bien. No comían, tenían gastroenteritis y principio de deshidratación. Quedaron ingresados esa misma tarde. Zipi empezó a evolucionar a la mañana siguiente pero Zape, el más menudo y dependiente de los dos, se quedó estancado. A pesar de los esfuerzos por hidratarlo y recuperarlo, ayer se fue despacito y en silencio. Solo nos quedó la amargura de no poder hacer más por él.

Zipi sabe que algo pasa. Nota la pérdida. Busca a Zape pero ya no está… Está nervioso pero sigue igual de cariñoso con los humanos. Ayer empezó a salir a la calle (el pobre se aguanta hasta que llega al césped; No quiere ensuciar su box y eso es buena señal).  Empezó a beber y a tomar sólido progresivamente y su cuerpo lo tolera bien. Si todo va bien, hoy será dado de alta.

Zipi ha sido afortunado. Zape, no tanto pero, me queda el consuelo de que se ha ido rodeado de cariño y de calor. Es lo único que deseo para todos mis animales y todos los que pasan por mi vida, aunque sea tan solo por un breve periodo de tiempo, pasan a formar parte de ella por siempre.

Soy consciente que este año tendré más pérdidas. Tengo demasiados abueletes alrededor. Si el 15 de Agosto fue Lady, sé que alguno la seguirá pronto. La muerte de Zape me parece más injusta, si cabe, porque era un animal joven pero, la enfermedad y la muerte no entiende de estas cosas.

De todos modos, solo ansío a estar con ellos en ese momento, acompañándolos mientras se quedan dormidos para siempre. Luego ya vendrán las lágrimas pero sé que en ese momento me necesitan y debo estar ahí. Y también sé que, si no lo hiciera así, nunca me lo perdonaría después.

ImagenImagen

Older Entries