Inicio

Juegos, juguetes y Pecas buscando hogar

Deja un comentario

Los juegos de inteligencia y que estimulan la curiosidad del perro son muy educativos. Los perros curiosos, suelen ser perros muy inteligentes cuyo cerebro está permanentemente activo, buscando distintas vías de solución para situaciones cotidianas.

Los juguetes ideales para nuestro perro, además de divertidos, han de ser, además, seguros:

  • De materiales que puedan morderse.
  • De un tamaño que no pueda tragárselos.
  • Que no tengan elementos que puedan desprenderse y atragantarle.

Evita darle para jugar aquellas cosas que no quieras que te destroce (ej. zapatos viejos) puesto que, de primeras, es difícil explicarle la diferencia entre zapatos nuevos o viejos.

Es bueno tener varios juguetes para ir variando. Así conseguirás que no se aburra. No hace falta decenas de juguetes. Tan solo con unos pocos, hábilmente usados, tendrás a un cachorro de lo más entretenido. Déjaselos a su disposición únicamente cuando esté solo en casa, recogiéndolos cuando llegues.

Pecas es un perro mayor, en torno a ocho años pero que conserva la curiosidad de un cachorro. Tranquilo y afable, le encanta jugar y pasear. Es cariñoso y muy dócil. Está acostumbrado a convivir con niños y otros perros.

Contacto de la casa de acogida: lauraochoagrande@gmail.com

Pecas está tutelado por la Asociación Protectora de Animales de La Rioja.

www.aparioja.org

Tfno: 679 06 46 46

ImageImage

Anuncios

Juegos de perros y Jordan buscando hogar

Deja un comentario

Conocer el lenguaje corporal de los perros, es esencial para poder diferenciar juego bruto con un acercamiento inadecuado. En los juegos, muchas veces podemos ver un despliegue de gruñidos, topetazos, bocas abiertas y dientes sin que lleguen realmente a tocarse o, en caso de hacerlo, no se produzcan ningún daño. Los perros usan la boca para casi todo. Es frecuente verlo en cachorros pero, cuando se vuelven adultos, tendemos a cortar este tipo de comportamientos con lo que, estamos negando a nuestro perro, la oportunidad de relacionarse con otros perros.

Lo ideal es supervisar y conocer el lenguaje corporal de los perros para poder anticipar reacciones y, saber actuar en caso necesario.

Jordan tiene siete meses y ha pasado su primera infancia en la perrera. Ahora está en residencia y convive con más perros de forma totalmente normal. Es un perro feliz, lleno de ganas de vivir y muy sociable con personas y perros. Solo quiere jugar y correr como cualquier otro cachorro. De tamaño mediano, espera una familia y un hogar.

Contacto: dan.asociacion@gmail.com ó dan.asociacion.madrid@gmail.com 

ImageImage

Gatos sociales y el guapo Jazz buscando hogar

Deja un comentario

Cuando tu gato se frota contra ti además del contacto físico, se crea un intercambio de olores entre ambos que además le sirve para tranquilizarse y relajarse. Nosotros no podemos apreciar esta fragancia felina, pero para ellos este ritual es muy importante, puesto que es una forma de acercarse más a nosotros y marcarnos con su olor.

Podemos aprovechar este momento para masajear suavemente a nuestro gato. Es algo que nos relajará a los dos. Si observas atentamente el lenguaje corporal de tu minino, verás que pone a tu alcance aquella parte de su cuerpo que desea que sea acariciada.

Si le acaricias en este momento, empujará su boca contra tu mano o restregará la parte superior de la cabeza.

Jazz tiene un año y es un Siamés Snowball. Es un gato amoroso, amoroso y muy hablador….. No te aburres ni un momento con él.

Ha tenido suerte puesto que ha sido recogido por Esperanza Felina. Ahora espera el golpe definitivo de fortuna encontrando un hogar definitivo. ¿Te animas?

 634 45 23 03

 676 94 84 47

adopcionesesperanzafelina@gmail.com 

ImageImageImage

El juego de los gatos y Kinti buscando hogar

Deja un comentario

El ejercicio aeróbico diario ayuda mucho a reducir la excitación y descarga energía. Los gatos también necesitan jugar y les encantan los juguetes que estimulan la conducta predatoria.

Las cajas de cartón suponen un juguete estupendo y muy económico. Si la caja tiene el tamaño adecuado para que el gatito quepa dentro, se convierte en un escondite extraordinario para acechar o en una zona de descanso increíble ya que les proporciona seguridad e intimidad.

Una simple caja de cartón cerrada con cinta de embalar y a la que hayamos practicado varios agujeros, puede convertirse en un comedero interactivo ya que precisa del esfuerzo de nuestro gato para atrapar la comida.

En casa hay un montón de cosas susceptibles de convertirse en juguetes para nuestro gato. Les encantan las bolas de papel normal o las de papel de aluminio, los paños de cocina colgados, los rollos de cartón de papel de cocina, etc. ¿Qué gato casero no ha jugado con el rollo de papel higiénico recién puesto, tapizando de trocitos el suelo de nuestro cuarto de baño?

Si además, somos manitas, podemos fabricar juguetes en casa. Un ejemplo de un juguete hecho en casa para tu gato consiste en rellenar un calcetín viejo con bolitas de papel o trozos de tela añadiendo, además, un cascabel para hacerlo más atractivo a sus sentidos. Ten la precaución de envolver el cascabel con otro trozo de tela. No vaya a ocurrir que rompa el calcetín y se trague el cascabel. Verás cómo se divierte.

Si no eres demasiado manitas, en el mercado podemos encontrar un montón de juegos que estimulan la inteligencia de nuestro gato: Circuitos, tententiesos, bolas que se pueden rellenar con comida y precisan del movimiento para extraer el pienso…

Pero lo más importante es que tú participes en el juego, lanzándole los juguetes, o incitándole con las cañas plumero, por ejemplo. Tener un cesto lleno de juguetes por sí solos no estimulará el juego de tu gato.

Kinti no llega al año y ha conocido el calor de un hogar pero, ahora vuelve al refugio y lo está llevando mal. No entiende qué ocurre y solo quiere volver a tener mimos y el calor de una familia. ¿Quieres ser su familia?

634 45 23 03

 676 94 84 47

adopcionesesperanzafelina@gmail.com 

ImageImage

Jugando con el puntero láser y Luka buscando hogar.

Deja un comentario

A muchos gatos les encanta perseguir el punto de luz del puntero. En el momento en el que el minino empieza a perseguirlo, en realidad está cazando y poniendo en práctica sus instintos depredadores.

Aparte de tener la precaución de no apuntar directamente a los ojos con la luz (están diseñados con potencias bajas y bastante seguras pero es mejor prevenir que lamentar), hay que tener en cuenta  que nuestro gato está supuestamente persiguiendo a una presa. Si tras una larga sesión de persecución no la consigue…se frustra.

Para evitar dicha sensación negativa, lo óptimo es no alargar demasiado las sesiones de juego con láser y combinarlas con otro tipo de juegos. Además es recomendable finalizar la sesión  apuntando contra algún objeto que nuestro gato sí pueda cazar (una galleta, una golosina, un juguete, etc). Lo importante es que gane el juego y tenga ganas de volver a jugar la próxima vez.

En resumen:

  • No es recomendable apuntar el láser directamente a los ojos de tu gato
  • No es recomendable alargar demasiado el juego con el puntero láser
  • Alterna el juego con el láser con otros tipos de juego
  • Posibilita que tu gato acabe “cazando” al láser (por ejemplo: enfocando un premio o juguete que sí cace)

Luka tiene dos años y tres meses y es una preciosa cruce de siamés que busca hogar y familia.

634 45 23 03

 676 94 84 47

adopcionesesperanzafelina@gmail.com 

Image

Image

 

El ronroneo de Félix

Deja un comentario

Los gatitos son capaces de ronronear a partir de los 2 días de edad. Inicialmente, es un modo de comunicación entre la madre y los cachorros, auditivo para la madre y táctil para los gatitos.

Los gatitos de pocos días de vida, aún sordos, ciegos y con una capacidad olfatoria limitada, son capaces de guiarse hacia la madre mediante las vibraciones que el ronroneo que ella emite. .

En gatos adultos, el ronroneo también es utilizado como método de conciliación para evitar enfrentamientos. En estos casos, el ronroneo disminuye la posibilidad de que se desarrolle una refriega, apaciguando el ambiente.

Tanto las experiencias placenteras, como los momentos de estrés o ansiedad, pueden ir acompañados por el ronroneo del gato.

Felix es un gato ronrón. Gato jovencito pero grandote y peluche, lleva mucho tiempo esperando una oportunidad y una familia. Si quieres conocerlo, acogerlo o adoptarlo escribe a dan.asociacion@gmail.com ó para adopciones Internacionales o si eres de Madrid a dan.asociacion.madrid@gmail.com 

Image

Ladridos y Gimbo buscando hogar

Deja un comentario

El ladrido excesivo es una de las conductas que más pueden llegar a molestar a nuestros vecinos y que provoca que muchas personas lleguen a odiar a los perros.

Los perros ladran por muchas razones. Algunas razas de caza, como el Basset Hound o los Terrier, utilizan los ladridos para avisar del comienzo de la caza (o de la actividad); Otros como el Husky, el Alaskan y el Samoyedo aúllan, para estimular y dirigir al grupo. En estos y otros casos, al tratarse de un comportamiento heredado y vinculado a la raza, es difícil de eliminar. De ahí, la importancia de conocer las características del animal que introducimos en nuestro hogar para evitar disgustos posteriores por conductas normales para el animal pero intolerables para la familia.

La mayoría de los perros que ladran de forma compulsiva, lo hacen por miedo o por inseguridad. La mayoría de los perros que ladran de forma compulsiva, lo hacen por miedo o por inseguridad. Es una escalera de emociones. Si lo último que le ha funcionado es ladrar, obvia el resto de la comunicación (señales de calma o de alerta en su caso)  y se queda con el ladrido. Si un perro excitable pasa mucho tiempo solo en casa, o cerca de la valla del jardín, en aceras muy transitadas o lo sometemos a otros estímulos excitantes, es muy probable que ladre mucho más. Otros perros ladran excesivamente por aburrimiento, soledad o por ansiedad.

Si nosotros actuamos sobre estas causas, identificándolas si es posible, trabajando con nuestro perro para enseñarle conductas alternativas (si es necesario con la ayuda de un educador), permitiendo que jueguen con compañeros caninos, o con juguetes adecuados, ubicándolos en zonas poco transitadas y eliminando otros estímulos perjudiciales, podemos conseguir que estén más tranquilos y menos ladradores.

Gimbo no es un perro ladrador y necesita un hogar. Es un animal muy joven, rescatado de la perrera de Logroño.  Muy alegre y sociable, se lleva bien con otros perros, con niños y con gatos.

Si quieres ayudar acogiendo o adoptando a Gimbo, escribe a: dan.asociacion@gmail.com, si eres de Madrid y para adopciones Internacionales escribe a dan.asociacion.madrid@gmail.com 

ImageImage

Image

Older Entries