Inicio

Cuando no hace falta castigar y Gus buscando hogar

Deja un comentario

El castigo por sí solo no enseña. Puede que, en ocasiones, consigas que tu perro deje de hacer aquello por lo que ha sido castigado pero, ¿Qué ocurre cuando tú no estás delante?

Muchas personas piensan que el perro sabe que ha hecho algo mal porque trata de esconderse o procura ocultar las pruebas del delito comiéndoselas, por ejemplo. Realmente están reaccionando a tu lenguaje corporal y gestual que denota enfado e indignación pero no están aprendiendo qué es lo que han hecho para causar esa reacción en ti.

Si quieres que tu perro realmente aprenda, enséñale algo nuevo e incompatible con la conducta que pretendes erradicar. Si por ejemplo, tu peludo es de los que destrozan objetos cuando se aburre, procura dejar las tentaciones fuera del alcance y enseñarle a dirigir su juego a objetos permitidos como dispensadores de comida u otros elementos adecuados.

Otro ejemplo frecuente son los perros que reciben a las visitas saltándoles a los hombros, enséñale a sentarse siempre que llamen al timbre y abras la puerta. Sentarse es incompatible con saltar.

Gus tiene en torno al año de edad y no es el perro más guapo de la resi pero tiene un algo especial. Con niños se lleva estupendamente y es uno de nuestros primeros voluntarios en las actividades semanales. Sociable y cariñoso, lleva mucho tiempo esperando que alguien se fije en él. De tamaño mediano es ideal para vivir en piso o apartamento (mide 48 cm al lomo y 59 cm a la cabeza)

Contacto: dan.asociacion@gmail.com ó para adopciones internacionales a dan.asociacion.madrid@gmail.com

ImageImageImage

Jugando a oler…

Deja un comentario

Los perros perciben el mundo que los rodea, principalmente, a través del olfato. Su mucosa nasal es unas 30 veces mayor que la nuestra y su número de sensores olfativos, 40 veces superior. Este despliegue le permite distinguir olores muy sutiles, aunque puedan enmascarados por otros más intensos. Y esta habilidad, que es muy importante para su vida diaria, puede resultar muy divertida durante nuestro tiempo libre, pues podemos proponer a nuestro peludo divertidos juegos de busca y olfateo y disfrutar de momentos de calidad con él como nos demuestra el vídeo con un montón de estupendas propuestas para las tardes de otoño. Aunque está en inglés, es lo suficientemente gráfico para no necesitar traducción. Sobre todo atentos a la forma de trabajar con los perros.

http://www.youtube.com/watch?v=EJxG–4t3SU

Blas y Chipi son de los soletes en adopción de la Asociación Defensa Animal del Norte que esperan que alguien se fije en ellos. Blas es de tamaño mediano-pequeño, un poquito tímido con los desconocidos y un amor en cuanto coge confianza y es delgadito y fibroso. Chipi es un podenco de lo más simpático y socible que se va con todo el mundo en busca de mimos. Se llevan bien con personas, niños, otros perros y gatos.

Contacto: dan.asociacion@gmail.com 

Image

Nuevos amigos, nuevos olores

Deja un comentario

A los perros, igual que a nosotros, les gusta conocer parques nuevos que conllevan olores nuevos y potenciales nuevos amigos. Cuando decides ir a un parque nuevo con tu perro, muévete con él. No te quedes parado en medio (o peor sentado) y echa a andar. Al moverte, invitas a tu perro a seguirte y a no centrar toda la atención en los otros perros. Observa el lenguaje corporal y facial que lanza tu perro. No todos los perros se llevan bien entre ellos y es nuestra responsabilidad evitar conflictos indeseados por no atender las demandas de nuestro animal.

Si notas que tu perro se empieza a poner nervioso ante la presencia de otro perro (postura muy erguida, lomo erizado, mirada fija…..), lo mejor que podemos hacer para ayudarlo es ofrecerle una mayor distancia de seguridad entre ambos. De esa forma, se sentirá más seguro frente a la presencia del perro extraño, le dará tiempo para estudiarlo detenidamente y nos evitará un rato desagradable.

Los protas de la foto son algunos de los peques en adopción de Defensa Animal del Norte. Blas, Pepe, Paul y Coco (en la foto, los que aparecen de frente en primer plano) buscan hogar. Si quieres conocerlos mejor, pregunta por ellos a dan.asociacion@gmail.com 

Image

Cachorros valientes y una peque buscando hogar

Deja un comentario

Un cachorro hasta las 12-16 semanas es un libro en blanco. No teme a nada y, al igual que con los niños, tenemos que velar por su seguridad porque se puede meter en problemas de pura valentía innata. Si invertimos en él el tiempo suficiente para que conozca la mayor cantidad de estímulos diferentes, estaremos sentando las bases para un adulto equilibrado y social.

Cuando crezca, tendrá la habilidad de investigar nuevos estímulos sin ningún miedo y podrá soportar situaciones de estrés con mayor facilidad.

Canela es una cachorrita mestiza de pelo corto de 4 meses. De tamaño pequeño, no será mucho más grande cuando llegue a la edad adulta. Está en acogida en la casa de su rescatadora donde convive con otros dos perros. Es muy buena y cariñosa. No da guerra para dormir, sale de paseo con correa y ya ha aprendido a eliminar fuera.

Está en Sartaguda (Navarra), pero se puede gestionar traslado a otras comunidades.

Contacto Maite 687047890

maitedm83@hotmail.com 

ImageImageImageImageImageImage

Fiesta y fuegos

Deja un comentario

Son días de fiesta en Logroño y casi todos disfrutamos del cambio de rutinas. Sin embargo, nuestros compañeros de cuatro patas no suelen ser tan amigos de algunas celebraciones. Con los petardos y los fuegos artificiales, son muchos los  perros y gatos que se estresan, y presentan síntomas de ansiedad y hasta pánico.

Estos días me ha tocado ver a más de un perro aterrorizado ante algo que no controla. Entran en auténtico estado de pánico, no ven aunque lleven los ojos desorbitados y reptan tirando de la correa en un intento desesperado de volver a casa cuanto antes. Se vuelve especialmente importante extremar las medidas de precaución si vivimos con un animal miedoso. En estos casos, evita sacarlo de paseo a las horas más comprometidas y, cuando salgas, asegúrate que lleva el collar bien puesto y asegura la correa para evitar que el perro salga corriendo y se escape en caso de pánico.

Si eso ocurriera, la única forma de poder recuperar al animal perdido es, si lleva un microchip identificativo implantado.

Desgraciadamente, muchos perros desarrollan un miedo irracional a los ruidos. Puede ser a una sola clase de ruido como los truenos, petardos….; A varios ruidos o a todos los ruidos fuertes en general. No hay un origen definido para este problema, que se suele relacionar con una deficiente socialización temprana o malas experiencias pasadas.

Generalmente el perro que siente un miedo irracional ante los petardos, suele reaccionar de dos formas diferentes en función de la situación en la que se encuentre:

  • Intenta esconderse para evitar el problema
  • Sale huyendo para escapar de la situación que lo aterroriza.

El perro que sale huyendo es el que más peligro corre puesto que el estado de pánico, provoca que no oiga nada, no vea nada y tenga más riesgo de ser atropellado o de perderse y no saber volver a casa.

En la mayoría de los casos, el propio perro dentro de casa, elige un refugio seguro para pasar el “mal rato” de los petardos. El animal solito se va al fondo de la casa (normalmente un baño o aseo), donde todos los ruidos se amortiguan y se queda allí tranquilo hasta que todo vuelve a la normalidad.

En casos extremos, el veterinario puede aconsejarnos sobre el uso de difusores o collares de feromonas que ayudan a calmarse a nuestro perro.

Si el perro, al asustarse, se esconde en otra habitación o debajo de una silla, sofá, etc. nunca hay que forzarle a salir de su refugio. Ese refugio hace que se sienta más tranquilo y lo ayuda a controlar su miedo. Si intentamos sacarlo, el perro se sentirá amenazado ya que lo estamos despojando de su única protección, su miedo se convertirá en pánico y se agravará la situación. Si mantenemos la calma, no debe extrañarnos que al cabo de un rato, nuestro perro salga de su refugio una vez superada la situación, cuando se sienta seguro.

Si tu perro tiene miedo a algún ruido en particular, debes ser consciente que si no haces nada para solucionarlo, no se le va a pasar con el tiempo. Al contrario de lo que pensamos, el problema se puede agravar. Las fobias no tratadas se hacen más severas cuando se produce una exposición repetida y sin control al estímulo que las causa.

Es el momento de prevenir pero, una vez pasadas las fiestas, es recomendable ponernos manos a la obra para ayudar a nuestro perro a superar sus propios miedos y afrontarlos de otra forma más tranquila

Dunia es una perrita de lo más miedoso. Ha mejorado bastante pero aún queda mucho trabajo que hacer con ella pues se muestra desconfiada ante los cambios y necesita rutinas específicas para seguir avanzando. En las fotos, una muestra del antes y de cómo va ahora.

Si quieres ayudar apadrinando, acogiendo o adoptando, escribe a dan.asociacion@gmail.com

ImageImageImage

Aprendiendo y Blas buscando hogar

Deja un comentario

La educación canina y la capacidad de aprender, son carreras de fondo que, al igual que en el resto de seres vivos, nunca acaban. Superar un curso de obediencia puede ser el primer paso pero, los propietarios no debemos perder de vista que, para sacarle el mayor partido posible, debemos practicar diariamente e ir introduciendo nuevos retos para estimular física y mentalmente a nuestro compañero canino. En caso contrario, las enseñanzas acaban por olvidarse.

Además, a lo largo de la vida del animal, puede haber experiencias o situaciones que supongan retrocesos o barreras al aprendizaje y que requieren de una actuación especial para ayudar a nuestro perro a superarlas y seguir avanzando. Situaciones de miedo, estrés, cambios, llegadas de nuevos miembros a la unidad familiar o incluso conflictos por causas que se nos escapan de las manos, deben ser tratadas cuanto antes para retomar la convivencia.

Blas es un perro solete. Tiene un año y, aunque llegó muy tímido, demuestra cada día ganas de cariños y mimos. De tamaño mediano e increíble sonrisa está esperando una familia y un hogar

Contacto: dan.asociacion@gmail.com 

Image

Aprendiendo y Blas buscando hogar

Deja un comentario

La educación canina y la capacidad de aprender, son carreras de fondo que, al igual que en el resto de seres vivos, nunca acaban. Superar un curso de obediencia puede ser el primer paso pero, los propietarios no debemos perder de vista que, para sacarle el mayor partido posible, debemos practicar diariamente e ir introduciendo nuevos retos para estimular física y mentalmente a nuestro compañero canino. En caso contrario, las enseñanzas acaban por olvidarse.

Además, a lo largo de la vida del animal, puede haber experiencias o situaciones que supongan retrocesos o barreras al aprendizaje y que requieren de una actuación especial para ayudar a nuestro perro a superarlas y seguir avanzando. Situaciones de miedo, estrés, cambios, llegadas de nuevos miembros a la unidad familiar o incluso conflictos por causas que se nos escapan de las manos, deben ser tratadas cuanto antes para retomar la convivencia.

Blas es un perro solete. Tiene un año y, aunque llegó muy tímido, demuestra cada día ganas de cariños y mimos. De tamaño mediano e increíble sonrisa está esperando una familia y un hogar

Contacto: dan.asociacion@gmail.com 

Image

Older Entries