Inicio

Desterrando etiquetas

Deja un comentario

Ni los cachorros son fáciles, ni todos los perros pequeños son buenos y cariñosos, ni todos los perros grandes tienen porque ser brutos….

El  carácter y por tanto el comportamiento de cada animal viene determinado, además de por la genética, por el entorno donde crece y se desarrolla, por las experiencias y por la relación con su guía…. Como responsables debemos asumir nuestra parte en la ecuación y hacer todo lo posible para que nuestro perro sea feliz y nos haga felices disfrutar de su compañía.

https://www.perrygatos.es/art%C3%ADculos/colaboraciones-con-publicaciones/claves-para-un-perro-feliz/

nombres-para-perros-hembra_opt-compressor-1

Anuncios

Cerebro, aprendizaje y emoción

Deja un comentario

El cerebro es extraordinariamente plástico, pudiéndose adaptar su actividad y cambiar su estructura de forma significativa a lo largo de la vida, aunque es más eficiente en los primeros años de desarrollo (periodos sensibles para el aprendizaje).

 

La experiencia modifica al cerebro continuamente, fortaleciendo o debilitando las sinapsis que conectan las neuronas, generando así el aprendizaje, que es favorecido por el proceso de regeneración neuronal llamado neurogénesis. Desde la perspectiva educativa, esta plasticidad cerebral resulta trascendental porque posibilita la mejora de las capacidades del individuo.

 

Las emociones son reacciones inconscientes que la naturaleza ha ideado para garantizar la supervivencia y que, por el propio beneficio de cada individuo, se han de aprender a gestionar (no erradicar).

 

La neurociencia ha demostrado que las emociones mantienen la curiosidad, sirven para comunicarse y son imprescindibles en los procesos de razonamiento y toma de decisiones, es decir, los procesos emocionales y los cognitivos son inseparables (Damasio, 1994).

 

Además, las emociones positivas facilitan la memoria y el aprendizaje (Erk, 2003; ver figura 2), mientras que en el estrés crónico, la amígdala (una de las regiones cerebrales clave del sistema límbico o “cerebro emocional”) dificulta el paso de información del hipocampo a la corteza prefrontal, sede de las funciones ejecutivas.

 

Si entendemos la educación como un proceso de aprendizaje para la vida, la educación emocional resulta imprescindible porque contribuye al bienestar individual y social.

 

“El error nunca puede ser entendido como un fracaso. El error forma parte del proceso de aprendizaje”

 

De momento, los estudios señalados se centran en el cerebro humano pero, no es descabellado aventurar que los resultados se pueden aplicar al aprendizaje animal, y eso nos abre una perspectiva amplia sobre todo lo que nos queda aún por descubrir y experimentar…..

 

13332881_1163262953724034_8782735598636605336_n

Reconsolidación de la memoria. Una forma diferente de abordar el aprendizaje

Deja un comentario

De unos años a esta parte, se ha producido un importante descubrimiento en la comprensión de cómo funciona la memoria emocional que, seguro, tendrá gran relevancia en la forma de abordar el aprendizaje emocional a partir de ahora.

 

Desde hace aproximadamente una década se ha venido debatiendo acerca de la de la teoría de la reconsolidación de la memoria. Estudios de neurociencia realizados a partir de 2004, muestran que el cerebro tiene la llave para abrir una serie de conexiones neuronales (sinapsis) que se creían cerradas: Un tipo de neuroplasticidad conocida como reconsolidación de la memoria, que, permite al cerebro desechar un aprendizaje emocional instaurado de forma que éste no sólo sea ignorado, sino realmente anulado y borrado por un aprendizaje nuevo. Estos estudios demuestran que el cerebro siempre es capaz de abrir y anular aprendizajes emocionales por otros nuevos.

 

Dicho de otro modo y aplicado al campo de la educación animal: La manera que tiene un indiividuo para establecer predicciones con respecto a los diferentes estímulos que recibe del entorno consiste en recoger y retener esta información del ambiente, procesarla e integrarla a la información previa y permitir su posterior recuperación para utilizarla como predictiva y válida en circunstancias similares.

 

Hasta hace unos años se creía que la memoria, una vez consolidada, ya no podía modificarse. Sin embargo, en los últimos años, numerosos estudios han evidenciado que una memoria consolidada, tras su reactivación, puede atravesar un periodo de plasticidad en la que se vuelve susceptible de ser modificada. Y aquí es donde entra el concepto de la reconsolidación de la memoria. Este nuevo marco teórico sugiere la existencia de un proceso dinámico a través del cual los recuerdos se forman, actualizan y mantienen.

 

A partir de esta premisa, se asume que la función biológica de la reconsolidación es la de actualizar la memoria, y esta nueva perspectiva, constituye un punto de vista totalmente adaptativo. Una memoria que puede modificarse a través de este mecanismo, sin duda, resulta una mejor guía para la conducta (del hombre y del animal)

 

Fuente: “Consolidación y Reconsolidación de la memoria en el proceso de aprendizaje: Aportes clave para el tratamiento de psicopatologías y su aplicación en la educación” – Laura Patricia Cote Rangel

 

https://goo.gl/b6TTs3

 

6a1d23ee4b0a4e01de16b8a3c7a9a9a0