Inicio

Diferentes pero compatibles

Deja un comentario

Primera entrada del 2018 hablando de Perros y Gatos o, mejor dicho, de cómo favorecer una buena adaptación y convivencia entre ambas especies dentro del hogar.

Y en este, como en casi todo lo relacionado con las relaciones entre seres vivos, el mejor consejo que podemos dar a la hora de introducir un nuevo gato en una casa con perro o, en una casa con perro y otros gatos, es supervisar las reacciones en todo momento, e ir con calma. Es preciso darles a los animales, todo el tiempo que necesiten para acostumbrarse el uno al otro, o a los otros.

Es evidente que, gatos y perros, son muy diferentes en muchos aspectos, pero no por ello, incompatibles. Conocer la naturaleza de cada uno de ellos, nos puede dar la clave del éxito.

Los perros son seres sociables, con ganas de agradar y mejor predisposición a tolerar los cambios. Los gatos llevan menos tiempo conviviendo con el hombre como animal de compañía, son territoriales, curiosos pero prudentes y necesitan tener seguro el suelo que pisan. En caso necesario, desaparecerán de la vista hasta tener clara la situación.

En la naturaleza, los instintos primarios de las dos especies, impulsan al perro a perseguir y al gato a huir pero, dentro de casa, la cosa cambia. Hablamos de animales que no necesitan enfrentarse por satisfacer sus necesidades básicas, no tienen que defender el alimento y están socializados.

Los instintos naturales se pueden canalizar a través de juegos y actividades lúdicas y, por ello, la clave del éxito para la convivencia entre estas especies, depende en gran medida de la actitud del propietario, del tiempo que les dedica a jugar y cubrir sus necesidades. Si sienten que no precisan competir, pueden ser más que capaces de olvidar diferencias y convivir de manera equilibrada.

https://www.perrygatos.es/art%C3%ADculos/colaboraciones-con-publicaciones/gato-nuevo-en-casa-con-perro/

20882732_10212191732081641_4054501939068378628_n

Anuncios

Gatos y bebes

Deja un comentario

 

Últimamente nos ha tocado asesorar a futuros nuevos padres sobre cómo preparar a los gatos de la familia, ante la llegada del nuevo bebé. El nacimiento de un pequeño es una noticia maravillosa y no es de extrañar que los nuevos padres, quieran sentirse preparados ante todo lo que se avecina. En estos casos, lo mejor es no agobiarse, dejarnos guiar por el sentido común y actuar con amor hacia nuestro compañero peludo para que comparta la experiencia con nosotros. Y es que no nos cansamos de recordar que, la mejor forma de solucionar cualquier posible conflicto, es prevenirlo, prepararnos para la nueva situación y anticiparnos.

https://www.perrygatos.es/art%C3%ADculos/notas-de-inter%C3%A9s-sobre-gatos/beb%C3%A9s-ni%C3%B1os-y-gatos/

cache_2430536562

Buscando la armonía

Deja un comentario

Imágenes que nos hacen especial ilusión. Los gatos aun siendo seres independientes, pueden llegar a adorar la compañía de otros animales por la oportunidad que les supone de relacionarse y jugar, sobre todo si viven en un piso.

Las ventajas de la convivencia entre dos gatos son muchas: interacción, juego, comportamiento, salud, entre otros…., Para lograr estos beneficios, debemos armarnos de buenas dosis de paciencia y conocer a nuestro compañero de cuatro patas.

Elegir el compañero o compañera adecuada para nuestro felino, puede convertirse en una tarea complicada que no siempre sale a nuestro gusto. Además, los primeros acercamientos no siempre son amables y suelen están salpicados de algún que otro “desencuentro”. Si no estamos preparados, podemos caer fácilmente en el desánimo ante la situación.

Los gatos son capaces de repartir el territorio que comparten, es decir, tu casa, con respeto si el tamaño es adecuado. Si además son afines, pronto empezarán a jugar y, al cabo de unos días, pueden llegar a dormir abrazados o acicalarse unos a otros, que es su forma de crear vínculos afectivos entre ellos y con los humanos.

https://www.perrygatos.es/art%C3%ADculos/colaboraciones-con-publicaciones/compa%C3%B1eros-o-vecinos/

IMG_8137

Repartiendo territorios felinos

Deja un comentario

Normalmente, dos gatos que conviven, suelen tener determinadas sus propias pautas de convivencia, y han definido territorios, muebles favoritos así como el régimen de uso. No es raro que un animal duerma en un lugar determinado a ciertas horas para luego ceder el espacio al otro gato.

 

Para favorecer esta convivencia, podemos crear territorios diferenciados colocando dos comederos, dos recipientes con agua, dos rascadores y, muy importante sobre todo durante las presentaciones, un par de bandejas de arena en diferentes lugares de la casa.

 

Aunque parezca exagerado, este despliegue de medios resulta más que conveniente para evitar conflictos, ya que con una duplicación de los enseres felinos, creamos espacios propios y seguros para cada uno.

 

Si tienes pensado introducir algún cambio (muebles nuevos, otro animal, un bebé… etc) las zonas propias de cada gatos son aún más importantes pues les dan tranquilidad mientras se adaptan a la nueva situación y por eso es recomendable respetarlas.

 

Si notas que tus gatos, que normalmente convivían sin conflictos, empiezan a pelearse por cualquier cosa, revisa los territorios de cada animal así como su relación para detectar las posibles modificaciones que se hayan introducido (por ejemplo, un tercer gato que acapara la zona de seguridad de uno de los anfitriones) y actuar en consecuencia.

 

https://www.perrygatos.es/art%C3%ADculos/notas-de-inter%C3%A9s-sobre-gatos/convivencia-entre-felinos/

 

cache_2450435225

Guías y responsables

Deja un comentario

Educar es cosa de dos: el que enseña y el que aprende. Por eso, en el tema de la educación, no se puede cargar la responsabilidad únicamente en el perro. No se le puede pedir que haga algo que no le hayamos enseñado previamente y se haya fijado de forma coherente. Sería como tratar de echarle la culpa cuando algo no nos sale bien, simplemente porque estaba al lado.

Así, no debe extrañarnos que los perros que no han sido correctamente enseñados, eliminen en cualquier lugar y que sus propietarios miren a otro lado. La necesidad fisiológica existe y no es culpa del animal no poder recoger sus propios excrementos….

En esto de tener un perro, tan importante es que el animal aprenda a ser educado como que tú te conviertas en su mejor guía y aprendas a enseñarlo de la manera más correcta y disfrutando del proceso

https://www.perrygatos.es/art%C3%ADculos/colaboraciones-con-publicaciones/responsabilidad-compartida/

19

Gato nuevo en casa con perros

Deja un comentario

El mejor consejo que podemos dar a la hora de introducir un nuevo gato en una casa con perro o en una casa con perro y otros gatos, es supervisar las reacciones en todo momento y tomarlo con calma. Es preciso darles a los animales, todo el tiempo que necesiten para acostumbrarse el uno al otro o a los otros.

 

Es evidente que gatos y perros son muy diferentes en muchos aspectos, pero no por ello, incompatibles. Y, aunque el dicho popular de “llevarse como el perro y el gato” nos lleva a pensar que la convivencia pacífica entre ambos, es prácticamente imposible, la realidad nos demuestra que no es así. Desde luego son diferentes pero no irreconciliables. Conocer la naturaleza de cada uno de ellos, nos puede dar la clave del éxito.

 

El pequeño Max, recogido la semana pasada, se ha sabido ganar los cuidados de Cata. Ha empezado a comer solito y ya usa el arenero por sí mismo. Busca una familia definitiva y un hogar donde crecer.

 

https://www.perrygatos.es/art%C3%ADculos/colaboraciones-con-publicaciones/gato-nuevo-en-casa-con-perro/

 

IMG_5365

18670903_10211413395023701_8411321892989221243_n

Convivir cómodamente con un gato

Deja un comentario

Para cualquier propietario la máxima preocupación es que, su gato tenga todo lo necesario para ser feliz, aun sabiendo que el entorno doméstico puede resultar, en ocasiones, poco estimulante para él. Para que nuestro pequeño pueda desplegar todas sus habilidades, debemos poner de nuestra parte, para dotar nuestro hogar de todo lo necesario para que el gato practique conductas habituales en el medio natural como son la exploración y la búsqueda de alimento y que resultan absolutamente necesarias para su bienestar psicológico.

Para ayudarle en su integración en nuestro hogar, debemos tener en cuenta sus necesidades y adelantarnos a ellas, proporcionándole todos los elementos necesarios para que se sienta seguro. Para facilitar la convivencia, será necesario proveerle de varias “zonas” separadas, que incluyan:

  • Zona de descanso. A veces, nuestro gatito nos sorprenderá, dejando de lado la estupenda camita de lujo que le hemos comprado, e inclinándose por nuestra cama, nuestro sofá o la estantería más alta a la que pueda llegar. Que no nos extrañe. Muchas veces, su transportín o una simple caja de cartón con una toalla pueden ser camas estupendas.
  • Zona de alimentación. Un bebedero y un comedero, preferiblemente de cerámica o acero inoxidable y, por supuesto, separados entre ellos (los gatos en estado natural no comen cerca del agua) y ambos alejados de la bandeja sanitaria.
  • Zona de eliminación. Para ello elegiremos una bandeja sanitaria de bordes bajos (alejada del comedero y el bebedero). Debe ser lo suficientemente amplia como para que el gatito, cuando crezca, quepa entero y pueda moverse dentro con facilidad. Son muchos los gatos que rechazan la bandeja por ser demasiado pequeña o incomoda.
  • Zona de juego que, enriqueceremos, con juguetes apropiados, de los que hablaremos más adelante, y, muy importante, un rascador estable donde pueda afilarse las uñas, estirarse y escalar. El rascador debe ser firme y estable. No suelen servir aquellos que se cuelgan de las puertas, puesto que, si se mueve o se desestabiliza durante su uso, el gatito jamás volverá a usarlo.

Para que nuestro gato aprenda a utilizar correctamente el cajón de arena, es recomendable que lo dejemos en un lugar tranquilo y lo limpiemos correctamente de forma periódica.

El aseo general, también, es uno de los factores primordiales sobre el que tendremos que trabajar. El cepillado, cortarle las uñas… son cosas que el gato debe conocer durante sus primeras semanas de vida, periodo en el que se produce su socialización.

Por último, el factor alimentación es también muy relevante para mantener la higiene en una casa con gato. A partir de las cuatro o cinco semanas de vida, el gatito comienza a comer sólido y en este momento podemos ofrecerle pienso adaptado a su edad y/o condición física.

IMG_8832

Older Entries